Baby Steps para Dejar la Fast Fashion para Siempre

Hoy en día es sumamente fácil vernos tentados por los precios y la amplia variedad que ofrecen las tiendas de fast fashion. No podemos negar que este tipo de marcas llega hasta tu lo más profundo de tu mente, ya que nos ofrecen múltiples opciones de vestimenta a un precio de no creer. 

A pesar de lo atractivo que suena el fast fashion, hay que tomar en cuenta las repercusiones que este tipo de compras tienen en el medio ambiente. El comprar ropa más barata termina saliendo más caro.  No nos olvidemos de que, cuando compramos una prenda, el precio real no siempre se ve reflejado en la etiqueta. Hay que considerar el agua utilizada, la energía y la tierra, entre otros factores.

Actualmente, muchas empresas están apostando por la moda sustentable para reducir el impacto en el medioambiente. La “slow fashion”, por ejemplo, consiste en reciclar y reutilizar telas para evitar el proceso nocivo por el que pasa una prenda. Su objetivo principal es evitar la enorme contaminación que se genera al crear un nuevo producto y concientizar de los beneficios que significa implementar este cambio. 

Queremos ayudarte a llevar una vida más ecológica y es por eso que te proponemos estos baby steps para reducir poco a poco el impacto medioambiental en nuestras compras: 

Piensa bien tu decisión

A la hora de comprar algo, evalúa si está actuando tu lado consumista o si realmente lo necesitas. En la mayoría de los casos, nos vemos envueltos en el deseo y terminamos comprando cosas que no necesitamos.  Por lo tanto, compra menos y utiliza más lo que ya tienes en tu armario. 

Contempla el Second Hand

Rompe de una vez con todas con los prejuicios acerca de la ropa de segunda mano y date la oportunidad de consumir ropa en buen estado, accesible y a la moda. Para las fanáticas de las tendencias, es una forma de conseguir las prendas que quieres sin tener que pagar una fortuna por ellas y reciclando lo que alguien más ya no usa. 

Consume marcas eco friendly y sostenibles

Como personas ecológicamente responsables, debemos fomentar el esfuerzo que hacen estas empresas por emprender en el slow fashion. Aunque su precio pueda ser un poco más elevado, estamos contribuyendo con nuestro alrededor. 

Alquila ropa

Generalmente, cuando tenemos un evento importante, tendemos a comprarnos una prenda distinta que utilizaremos únicamente en esa ocasión.
Alquilando ropa, tenemos opciones ilimitadas y no adquirimos algo que pasará al olvido en nuestro armario. 

Lee bien las etiquetas

Es importante que leas la información de la ropa que consumes. De esta manera podemos percatarnos de los materiales utilizados y del daño que esa prenda puede haber generado.

Estos pasos pueden ayudarte a incorporar ciertos hábitos que a menor o mayor escala aportarán cambios al medio ambiente y no significan un gran esfuerzo personal. La moda sustentable llegó para quedarse y está en nosotros apoyar este tipo de ideas y emprendimientos para darles fuerza y estabilidad en el negocio actual.  

Está en cada persona adoptar pequeños cambios en su día a día, y llegar a convertirlos en un estilo de vida. 

En la naturaleza no hay recompensas ni castigos, hay consecuencias.” – Bob Ingersoll

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados