Cómo mejorar tu estilo de vida después de la contingencia por COVID-19

El COVID-19, mejor conocido como Coronavirus, ha volteado prácticamente todo el mundo de cabeza. Desde su primer aparición a finales del año pasado, esta enfermedad infecciosa se ha esparcido rápidamente a lo largo de todos los continentes; generando no sólo mas contagios sino pánico. Una de las recomendaciones más encarecidas por las autoridades es la de quedarse en casa y no salir a menos que sea absolutamente necesario. Esta medida de seguridad no sólo salvará vidas, sino que también es la oportunidad perfecta para darnos cuenta de qué manera podemos hacer cambios que perduren aún después de esta situación. 

Aprende a preparar tus propios productos 
A causa del gran desabasto de productos básicos en las tiendas, muchas personas han recurrido a recetas para preparar sus propios productos antibacteriales y desinfectantes. Que esta sea una gran lección para darte cuenta de que hay muchos productos orgánicos que puedes hacer de manera sencilla y que no tendrán efectos secundarios para ti ni tu familia. 

Ahorra y optimiza recursos 
Como el desabasto nos ha dejado también sin muchos productos que no es posible hacer por tu cuenta, ahora más que nunca es primordial aprender a ahorrar. Uno de los pilares de la sustentabilidad es la optimización y buen uso de los recursos, así que comienza a practicar y descubrirás que tus artículos del hogar y de higiene personal duran mucho más si eres cuidadosa. 

Cultiva tu propia comida 
Sí, así como lo lees. En tiempos difíciles nunca se sabe qué es lo que faltará, y las personas que son capaces de abastecerse por sí mismas lo pasarán más fácil. Además de ayudar al planeta ahorrarás mucho dinero aprendiendo a cultivar cosas tan sencillas como tus especias o frutos. 

Contamina menos 
No lo creerás, pero la parálisis en la vida cotidiana y la importante reducción en el número de vuelos a nivel mundial ha reducido en un 6% los niveles de emisiones de dióxido de carbono. Si algo nos debería dejar esta dura prueba como sociedad, es que la vida puede continuar sin que sea necesario contaminar. Usa menos tu coche, vuela sólo cuando sea necesario, consume lo esencial de energía. Otra opción importante es que elijas prendas que eviten desperdicios e incluso ayuden a reciclar. 

Aprende a darte un respiro 
Por último pero no menos importante, este brote a nivel mundial con suerte nos enseñará a toda la humanidad a bajar nuestro ritmo de vida y tomarnos las cosas con calma. El índice de la rapidez de los contagios hace evidente el acelerado ritmo con que la gente hace las cosas y se traslada. Toma esta difícil situación y úsala para aprender a tomarte la vida con calma. 

Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados